<Actualidad>

Actualidad42 Madrid

Comienza el curso con la primera promoción de 42 Madrid

Más de la mitad de la piscineros que se lanzaron al agua en las aperturas de septiembre y octubre han logrado plaza en la academia. Los 319 seleccionados conforman la primera promoción de estudiantes del campus de programación que ha llegado para romper moldes en España.

Teresa Perales

Los antiguos piscineros, y desde el 4 de noviembre estudiantes de 42 Madrid, progresarán por el cursus a su propio ritmo. Además, que no exista la figura del profesor va ligado a que tampoco tendrán que asistir a ninguna clase. Esto no significa que los estudiantes vayan a recibir menos explicaciones, sino que se les librará de la rutina. Así, de ellos se espera que, en este entorno, encuentren las respuestas a sus preguntas por sí mismos y sean los artífices de su propia formación. Una metodología innovadora que exige persistencia en el proceso de adquisición de conocimientos, pero que, al mismo tiempo, estimula otras competencias transversales más allá de las puramente teóricas.

En el evento de inauguración oficial del curso, la directora general de Fundación Telefónica, Carmen Morenés, señaló que “para nosotros es un proyecto fundamental. Llevamos más de 20 años trabajando en un futuro mejor para todos y cuando conocimos 42, después de haber estado años buscando la mejor fórmula, lo tuvimos claro. Habéis demostrado un interés y un nivel muy grande para entrar en la academia. La motivación es vital y la oportunidad, enorme. Tenemos muchas esperanzas depositadas en vosotros ya que necesitamos un cambio en la educación y estáis pilotando ese cambio. Estoy segura de que este método inspirará a otras áreas fuera de 42”. Al igual que sucedía en las piscinas, la variedad entre los estudiantes es notable. Aunque el rango de edad oscila entre los 18 y los 56 años, la edad media de la primera promoción es de 27 y más de la mitad procede de fuera de Madrid, por lo que muchos de ellos ya se están agrupando para compartir alojamiento cerca de Distrito Telefónica.

 

 

Aforo completo en el Studio 42 para recibir por sorpresa a una persona que ejemplifica los valores con los que se identifica Fundación Telefónica y que han sido muy necesarios para que los estudiantes lleguen hasta la academia: compromiso, superación, voluntad y visión de futuro. Con 26 medallas paralímpicas, Teresa Perales es la nadadora española con más logros de la historia. Una persona excepcional que ha ampliado su crecimiento mucho más allá de su carrera deportiva y que, precisamente, eligió las piscinas porque “allí no hay sillas ni alturas, en el agua todos estamos cara a cara, en el agua todos estamos al mismo nivel”. Una metáfora que los estudiantes pueden entender perfectamente. Perales dijo a los programadores del futuro que “muchas veces confundimos el talento con el entrenamiento. Lo peor es el cargo de conciencia de no haber hecho todo lo que está en tu mano. Tenéis una oportunidad muy grande y es posible que os entre miedo, pero el miedo está hecho para sobrevivir. Es un instinto de supervivencia y debéis aprender a gestionarlo”. Los aplausos que recibió la deportista, y que sirvieron para cerrar el evento, se pudieron escuchar desde la segunda planta del campus de 42 Madrid.

Si nos fijamos en datos provenientes de otros campus de la 42 Network, los estudiantes necesitan alrededor de 3 años para acabar con la formación. Esta duración, que es únicamente indicativa, incluye las experiencias en empresas y se puede ver acortada o prolongada dependiendo de la voluntad de cada estudiante, pero nunca afecta a su capacitación final. “Estoy en el último curso de Ingeniería Informática en la universidad, pero este primer año he decidido que lo dedicaré en exclusiva a 42 para empaparme de la metodología. Aunque es exactamente lo que estaba buscando, me gustaría compaginarlo luego con la carrera, por lo que tampoco tengo fijado un límite para acabar. A mi ritmo”, asegura Luis, uno de los estudiantes que aprovechan el entorno de Distrito Telefónica para hacer deporte junto a los compañeros. No son pocos. Por su parte, María lo tiene más claro: “antes de un año me veo haciendo prácticas en una empresa y en dos con contrato en otra. En cualquier caso, no dejaría de lado 42 porque quiero aprovechar todas las herramientas que hay a nuestra disposición para formarme de la mejor manera”.

En la vida, es muy posible que te pongan la pegatina de que algo no es para ti, pero eso no te quita el derecho a seguir intentándolo. El fracaso es un enemigo al que hay que enfrentarse y superarTeresa Perales, deportista

La academia ha arrancado con fuerza y los estudiantes ya han recibido información esencial para su desarrollo personal y grupal. En lidiar con la tolerancia a la frustración y la superación de retos están bien entrenados. De hecho, un 74% de los candidatos de las dos primeras piscinas consiguieron nadar hasta el final durante los 26 días que dura la última fase del proceso de inscripción. Además, no es necesario recordarles que la experiencia vivida durante ese exigente período bebe del descubrimiento diario de nuevos retos, por lo que son los mejores guardianes del espíritu 42. El 11 de noviembre comienza una nueva piscina, la tercera ya, que convivirá con el transcurso normal de la academia. Será la primera vez que suceda, pero no la última, ya que el campus está ideado para albergar hasta 900 estudiantes.

Sí, es la primera semana, pero la actividad académica ya se está dinamizando con eventos que complementan la formación de la primera promoción. En estos primeros días, hay programado un Hack Social Day de 24 horas ininterrumpidas, un recorrido guiado en Espacio Fundación Telefónica y alguna visita inesperada como la del cocinero Ferran Adriá, que sorprendió a los estudiantes la tarde del primer día mientras trabajaban en los clusters. “La diferencia entre los buenos y los muy buenos es el esfuerzo”, les dijo. Pocas personas hay más autorizadas que él para hablar de educación e innovación. Por ello, volverá a 42 Madrid y escribiremos sobre ello.